Mientras en la ciudad de Rosario crece la conmoción por los crímenes en pocos días de dos taxistas, un playero de una estación de servicio y un conductor de trolebuses; episodios ejecutados por redes vinculadas al narcotráfico como una suerte de represalia al Gobierno de Santa Fe, la Nación anunció el envío de las Fuerzas Armadas a la ciudad santafesina. En paralelo, el gobernador santafesino, Maximiliano Pullaro informó que comenzó a funcionar la “Junta Operativa” que buscará poner freno a la escalada crímenes y ataques narcos en esa provincia. A través de un comunicado difundido en las últimas horas se indicaron ocho puntos centrales del trabajo en conjunto entre Provincia y Nación.

Vale recordar que ya el año pasado, en la gestión de Alberto Fernández y con Aníbal Fernández (en Seguridad) ya se había ejecutado un plan similar cuando Omar Perotti era el gobernador santafesino.

Ahora, se anunció un nuevo plan conjunto entre Provincia y Nación.

“En estas horas, lo primero es acompañar en el dolor a familiares y seres queridos de las víctimas de estos atentados que venimos atravesando en la ciudad de Rosario”, dice el comunicado de Pullaro y agrega: “Los ideólogos y ejecutores de estos hechos, que no dudamos en calificar como terroristas, pretenden recuperar los privilegios que tenían las organizaciones criminales dentro de las cárceles: quieren recuperar el delivery, tener celulares, visitas íntimas ilimitadas, y sobre todo organizar y cometer delitos desde la cárcel”.

“No actúan contra un gobierno: están en contra de todos los rosarinos y los santafesinos en general que queremos la aplicación de la ley para impedirles que sigan cometiendo delitos tras las rejas”, se indicó desde la Gobernación.

Luego se informa que en las primeras horas del domingo se constituyó la Junta Operativa conformada por el Gobierno de Santa Fe, Ministerio Público de la Acusación, Municipalidad de Rosario y Gobierno Nacional “que trabajará de manera permanente”.

En tanto, el gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, se lamentó por lo sucedido en Santa Fe, mandó sus condolencias a Pullaro y destacó que se convoquen a las Fuerzas Armadas para seguridad interior.

Planes de acción

Las principales medidas de la Junta Operativa son:

• Triplicar la acción operativa de las fuerzas de seguridad en el territorio.

• Acciones operativas focalizadas en zonas vinculadas a las investigaciones en curso.

• Operativos de saturación.

• Conformación de un equipo especial de investigaciones con miembros de distintas unidades de fiscalía.

• Incremento del personal policial cubriendo horas de servicio extraordinario.

• Refuerzo de las fuerzas federales y participación de las Fuerzas Armadas en el apoyo logístico.

• Ampliación de las recompensas para quienes aporten al esclarecimiento de los hechos.

• Intensificación de los controles de vehículos y personas, para lo cual requerimos la; predisposición de la ciudadanía.

“Todos los niveles del Estado trabajamos de manera decidida y coordinada para dar con estos terroristas que se enfrentan a toda la sociedad”, cierra el texto.

Apoyo de la Presidencia

Posteriormente, desde la oficina de prensa, la Presidencia emitió por su parte un comunicado: “El presidente Javier Milei y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, han conformado un comité de crisis con el objetivo de intervenir en la ciudad de Rosario con las fuerzas de seguridad federales, tras un pedido del gobernador Maximiliano Pullaro”.

“De esta manera, la Policía Federal, la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y el Servicio Penitenciario asistirán a la Policía de Santa Fe en el combate contra el narcotráfico”, suma el texto, y agrega: “Asimismo, las Fuerzas Armadas han sido facultadas para otorgar asistencia en las operaciones de seguridad interior, en los términos del artículo 27 de la Ley 24.059″.

Desde la oficina del Presidente se señaló: “El Gobierno Nacional está decidido a enfrentar a la mafia del narcotráfico y a los sicarios que instauraron un régimen de muerte y terror en la ciudad de Rosario. No se dará ni un paso atrás. Los rosarinos van a recuperar las calles y la libertad”.

Ya en las últimas horas, el ministro del Interior, Guillermo Francos, había anunciado un acuerdo para que las Fuerzas Armadas colaboraran en tareas de apoyo. “Hay una decisión clara del presidente Javier Milei, y de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, de trabajar en conjunto con el gobierno de (la provincia de) Santa Fe. Se tomó la decisión de apoyar el enfrentamiento al delito, a la mafia, al narcocrimen”, señaló.

Asesinatos tras asesinatos

Mientras en Rosario continuaba la conmoción por el brutal asesinato de un playero de una estación de servicio a manos de sicarios, tras lo cual se conoció una nota con amenazas contra Pulllaro, en las últimas horas se conoció la muerte de un conductor de un trolebús que había sido baleado horas antes.

Estos casos se agregan a los asesinatos de dos taxistas.

Según fuentes oficiales, los crímenes fueron cometidos por delincuentes vinculados al narco y como represalias a las medidas dispuestas por Pullaro en los últimos días. El gobernador santafesino había anunciado un incremento en los controles en las cárceles para que presos no tuvieran acceso a celulares, entre otras medidas. De hecho, el Gobierno difundió un video en el que se ve a presos como sucedió con las cárceles de El Salvador.

A los pocos días, se conocieron amenazas de facciones vinculadas a narco. Se difundieron mensajes donde se decía que “inocentes” iban a ser asesinados.

Algo similar sucedió en la década de 1990 cuando el narco Pablo Escobar permanecía en la clandestinidad en Medellín.

Mientras tanto en la ciudad de Rosario, a la par de la conmoción por los graves hechos ocuridos, hay servicios que funcionan de manera parcial. Los taxis no trabajaron en la noche del domingo.

En paralelo, la Unión Tranviario Automotor (UTA) anunció un paro de transporte tras el alevoso asesinato del conductor del trolebús.

Palabras de Llaryora

El gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, se solidarizó con su par santafecino “ante los crímenes y amenazas registradas”. También brindó su apoyo a Bullrich: “Apoyo la decisión de la ministra de enviar Fuerzas de Seguridad Federales para no dar un paso atrás y combatir al narcotráfico”.

El mensaje fue a través de su cuenta personal de X (antes Twitter) y continúa: “Córdoba también acompaña la medida del Gobierno nacional de enviar a las Fuerzas Armadas. Siempre sostuve, aún cuando era intendente y pese a críticas de la oposición y de diversos sectores, de la necesidad del Ejército para combatir el narcotráfico y cuidar a los vecinos”.

“Hoy la inseguridad aqueja a todo el país por diversos motivos, pero nada se compara con lo que está sufriendo Rosario. Por eso decimos que “Rosario somos todos”, porque si el narcotráfico gana la batalla en esa ciudad después va a ir por otras ciudades, y eso no lo podemos permitir”, aseguró el gobernador.

Para finalizar su mensaje, Llaryora publicó: “Tenemos que luchar contra el narcotráfico con la intervención de las fuerzas militares y las fuerzas operativas. Ya son fuerzas de la democracia, hay que avanzar en estos cambios para cuidar a las familias y dejar tras las rejas a quienes cometen delitos. Córdoba ofrece su apoyo”.