El intendente Marcos Ferrer se reunirá este miércoles con la ministra de Capital Humano, Sanda Pettovello, para dialogar sobre el futuro que tendrá la Universidad Nacional de Río Tercero (UNRT). De la cartera que conduce la ministra depende la Secretaría de Educación.

Ferrer asistirá a la audiencia acompañado por la diputada nacional riotercerense Gabriela Browuer de Koning, de Juntos por el Cambio, impulsora del proyecto para crear la UNRT.

A finales del mes pasado una resolución de la cartera que conduce Pettovello puso en revisión la creación y el inicio de actividades de las últimas cinco universidades nacionales que se crearon en el país: la de Río Tercero, la de Pilar, la de Ezeiza, la del Delta y la de Madres de Plaza de Mayo.

Ferrer llegará a la reunión con la expectativa de que Pettovello escuche los fundamentos por los cuales se aprobó la creación de la UNRT. Como aspecto distintivo frente a las otras cuatro nuevas universidades expondrá que la de Río Tercero responde a una “reparación histórica” que recibió la ciudad con motivo del atentado de Estado que sufrió en noviembre de 1995, cuando se planificó la voladura de la planta de carga de Fábrica Militar para tapar pruebas de la venta ilegal de armas a Croacia y Ecuador, durante la presidencia de Carlos Menem, según concluyó la Justicia en sus fallos sobre el caso.

Más noticias de Río Tercero y región

También argumentará que esta región central de la provincia debe tener una universidad nacional, por diversos factores. Uno es la distancia que existe hacia las otras universidades nacionales, que se encuentran todas a más de 100 kilómetros, en Córdoba, Villa María y Río Cuarto. Otro es que la propuesta académica que ofrecerá la UNRT es distinta a la que tienen las otras tres universidades nacionales que tienen sede en esta provincia.

También le manifestará a la ministra Pettovello que hasta ahora la universidad esta ciudad no le insume gastos al Estado. Mostrará que la Municipalidad firmó un convenio con la Fundación Universidad Regional de Río Tercero (FURT), ligada al prtemio de empleados municipales, que prestará su sede para que sea el espacio físico de la universidad y que el rector organizador designado, Pablo Yannibelli, cuya función por el mimso decreto nacional fue dada de baja, trabajó ad honorem hasta ahora.

Ferrer le dirá a la ministra que le dé a la Universidad Nacional de Río Tercero la posibilidad de conseguir sus propios fondos para funcionar. El intendente confía en que habrá capitales privados de la región que harán aportes y también expondrá que el Gobierno provincial está dispuesto a poner recursos.

El contexto de la reunión

La reunión se dará en un contexto complicado para las universidades nacionales en el marco del ajuste fiscal que viene impulsando el gobierno de Javier Milei.

Rectores de muchas de las 52 universidades nacionales del país han planteado que con el presupuesto que cuentan difícilmente puedan llegar a cubrir los costos de funcionamiento que tienen más allá de mitad de año. Estas casas de estudio están funcionando con el mismo presupuesto que tuvieron en 2023, por decisión del Gobierno hasta ahora.

Los reclamos individuales que realizaron ante la Nación los rectores y los que también hizo el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN, espacio que reúne a todos los rectores), ante la Secretaría de Educación que administra Carlos Torrendell, resultaron infructuosos.

El rector de la Universidad Nacional de San Martín y presidente del CIN, Carlos Greco, expresó días atrás en declaraciones periodísticas la respuesta que seguramente recibirán hoy Ferrer y la diputada Brouwer de Koning: “Intentamos entender cuál es la política que tiene el gobierno en relación a la educación. Tenemos conversaciones con la secretaría de Educación y la subsecretaría de Políticas Universitarias. Ellos se muestran comprensivos de nuestra situación, pero no pueden generar la sensibilidad en las áreas superiores que deciden sobre el presupuesto de todo el sector público y expresar el valor estratégico de la educación. Por ahora nos dicen que no hay plata”.