A raíz de las dificultades para lograr reservas, una de las localidades balnearias optó por una baja en algunos hospedajes.

Costa Esmeralda. Foto: Instagram.
Costa Esmeralda. Foto: Instagram.

Esta temporada de verano llegó con una notable baja de la presencia de turistas en la Costa argentina, por lo que se vieron algunas rebajas en los precios de alquileres de hospedaje. Por ejemplo, en Costa Esmeralda se vio este fenómeno, justamente en una localidad que tuvo gran éxito en los años posteriores a la pandemia.

Incluso inmobiliarias mencionaron a La Nación que las casas de primer nivel son las que más rápido se reservan, mientras que las “estándares” no logran mantener el mismo ritmo de ocupación que antes. Un propietario de dos viviendas mencionó que “no es una buena temporada”, aunque también mencionó que el clima cambiante juega un papel importante.

Costa Esmeralda. Foto: Instagram. Costa Esmeralda. Foto: Instagram.

Por su parte, una martillera y socia gerente de una inmobiliaria mencionó”: “Me están peleando el precio y estoy viendo, es la mejor quincena y la más buscada la que me está costando”. Además, recordó en septiembre rechazó 20 personas por el exceso de capacidad, por lo que mencionó que “los que alquilaron antes de septiembre se salvaron”.

Un integrante de otra inmobiliaria mencionó que los cambios en las tarifas se vieron en los alejamientos estándares: “Hicieron una leve reducción de los precios, entre un 10% y 15% para poder alquilarlas”. Además, aportó que “se alquiló mucho a último momento, creo que los inquilinos especularon mucho con las elecciones y qué iba a pasar con el dólar”.

También se marcó que la concurrencia sube notablemente durante los fines de semana, algo que lo notan desde el viernes. Aunque perciben la ciudad mucho más vacía desde el martes, por lo que los alquileres comenzaron a ser mucho más cortos que en otros periodos.

Costa Esmeralda. Foto: Instagram. Costa Esmeralda. Foto: Instagram.

Con respecto a febrero, se mencionó que el grueso de consultas por hospedaje está señalado para la primera quincena del mes, donde aparece el fin de semana largo de Carnaval, entre el 10 y el 13. Uno de los argumentos que encontraron a la baja de consultas para la segunda parte es que las clases comenzarán antes de que llegue marzo.

Los precios de ubicaciones premium llegan hasta 1000 dólares la noche, mientras que la gama estándar está entre 250 y 350. Por otro lado, los departamentos de dos dormitorios se ubican en unos 140 dólares, mientras que los de tres están en un promedio de 240.