De manera sorpresiva, el gremio de los choferes del transporte urbano de pasajeros (UTA), lleva a cabo asambleas que paralizaron el servicio en tres corredores claves dentro de Córdoba capital.

Se trata de las líneas 42, 44 y 50 que se movilizan desde la zona este de la ciudad hasta el sur, atravesando sectores estratégicos en el Centro.

Cabe señalar que pertenecían a la exErsa pero sus recorridos fueron absorbidos por la empresa municipal Tamse. Precisamente este es el motivo del reclamo de los choferes vinculado con los problemas que generó ese traspaso.

“En la actualidad tenemos funcionando la mitad de la flota que deberían tener esos corredores, la Municipalidad no tiene un plan y tenemos compañeros que están sin trabajar”, dijo Adrián Lentini, uno de los delegados de la UTA a Mitre 810.

Las asambleas comenzaron pasadas las 10 de la mañana y durarán al menos unos tres horas por lo que se prevé que la normalización del servicio se produzca pasadas las 14.30 y de manera muy paulatina.