Este año, el lema de la misa de los niños fue:  “Llevamos en el corazón el tesoro de tu amor”
Este año, el lema de la misa de los niños fue: “Llevamos en el corazón el tesoro de tu amor”

Alrededor de 7.000 niños provenientes de distintos barrios de la Ciudad de Buenos Aires se congregaron ayer por la tarde en el Estadio Luna Park para participar de la misa arquidiocesana, presidida por el arzobispo de la ciudad, monseñor Jorge García Cuerva.

La misa de los niños fue presidida este año por el monseñor José Ignacio García Cuerva
La misa de los niños fue presidida este año por el monseñor José Ignacio García Cuerva

El lema de la misa, organizada por la Vicaría de Niños desde hace 37 años, fue “Llevamos en el corazón el tesoro de tu amor”. La ceremonia contó con la presencia y participación de obispos auxiliares y sacerdotes, quienes acompañaron a los chicos que están transitando el camino de la fe.

Los chicos arribaron  al Luna Park después del mediodía para participar de la misa, que arrancó a las 15 horas
Los chicos arribaron al Luna Park después del mediodía para participar de la misa, que arrancó a las 15 horas

Durante su homilía, monseñor José Ignacio García Cuerva enfatizó que los niños tienen tres preciosos tesoros que han decidido compartir con Jesús: la alegría, la amistad y el perdón.

Un grupo de niños llevó una marioneta, en representación de la Virgen María
Un grupo de niños llevó una marioneta, en representación de la Virgen María

Al abordar el significado de su escudo episcopal, García Cuerva expresó su deseo de conocer a los presentes y les ofreció su corazón: “Deseo que mi corazón sienta todo, al igual que el techo de chapa de los más necesitados, que pueda experimentar sus tristezas, dolores, alegrías y esperanzas”, mencionó.

Unos 7.000 niños que transitan el camino de la fe participaron de la misa arquidiocesana en el Luna Park
Unos 7.000 niños que transitan el camino de la fe participaron de la misa arquidiocesana en el Luna Park

Refiriéndose a la Virgen María como su protectora, García Cuerva agregó: “La Virgen María, quien nos cuida, siempre nos lleva en su corazón porque somos su tesoro”.

Antes de la misa, se llevó a cabo una catequesis basada en la obra de teatro El Principito y en su mundo lleno de magia, relacionado con el concepto del tesoro del amor que todos llevamos en nuestros corazones.

García Cuerva se refirió a la Virgen María como "quien nos cuida, siempre nos lleva en su corazón porque somos su tesoro”.
García Cuerva se refirió a la Virgen María como “quien nos cuida, siempre nos lleva en su corazón porque somos su tesoro”.

Las ofrendas recolectadas durante la ceremonia se destinaron a apoyar al comedor “Madre Teresa de Calcuta”, situado en la parroquia Cristo Obrero y San Blas, en el barrio de Villa Soldati, que proporciona almuerzos diarios a alrededor de 150 personas en situación de calle.

Cada grupo de chicos estaba identificado por una pechera de color que representaba a su iglesia
Cada grupo de chicos estaba identificado por una pechera de color que representaba a su iglesia

Específicamente, el comedor necesita un freezer grande para guardar los productos e insumos de la cocina, y un horno grande para cocinar más porciones de comida simultáneamente. El dinero recaudado también será destinado para mejorar las instalaciones del lugar y así dar mayor respuesta a la demanda a los hermanos necesitados, que cada mes son más.

García Cuerva junto a un grupo de niños que participó de la homilía
García Cuerva junto a un grupo de niños que participó de la homilía
Los niños que participaron de este celebración asisten a distintas parroquias porteñas, donde se preparan para tomar la primera comunión
Los niños que participaron de este celebración asisten a distintas parroquias porteñas, donde se preparan para tomar la primera comunión

Desde la organización, pidieron a los concurrentes que llevaran una linterna y una bufanda (que podía ser de friselina), de 120 cm X 20 cm, que en el centro tuviera escrito lo que cada uno guarde como tesoro en su corazón.

Antes de la misa, los niños disfrutaron de la obra El Principito
Antes de la misa, los niños disfrutaron de la obra El Principito
La obra de teatro estuvo relacionada con el concepto del tesoro del amor que todos llevamos en nuestros corazones
La obra de teatro estuvo relacionada con el concepto del tesoro del amor que todos llevamos en nuestros corazones

Las fotos subidas con el hashtag #MisaNiños23 fueron compartidas en las redes sociales de la Vicaría de Niños y proyectadas en las pantallas gigantes del Luna Park el día de la misa.

Este gesto solidario fue importante ya que ayudó a los chicos a forjar una conciencia más solidaria, uniendo la fe y las obras. Además, cada contribución que entregaron los niños fue tomada como un reconocimiento de las necesidades sufridas por otros niños. Esto ayudó a los menores a fomentar una conciencia de solidaridad, uniendo la fe con las acciones concretas.

Al igual que el año pasado, la misa se realizó en el Estadio Luna Park
Al igual que el año pasado, la misa se realizó en el Estadio Luna Park
La misa de los niños 2023 tuvo un invitado especial: El Principito
La misa de los niños 2023 tuvo un invitado especial: El Principito
La tradición de la misa de niños es promovida por la Iglesia Católica en Buenos Aires
La tradición de la misa de niños es promovida por la Iglesia Católica en Buenos Aires

La tradición de la misa de niños es promovida por la Iglesia Católica en Buenos Aires a lo largo de los años y se convirtió en una ocasión significativa en la que miles de niños se reúnen para expresar su fe, compartir valores y contribuir a obras de caridad.

Anteriormente se celebraba en lugares como el estadio de “La Bombonera”, perteneciente al Club Boca Juniors, así como en los estadios de los clubes Ferrocarril Oeste y Vélez Sarsfield, además del Parque Roca en el barrio de Villa Lugano.

La ceremonia contó con la presencia y participación de obispos auxiliares,  monjas y sacerdotes, quienes acompañaron a los chicos que están transitando el camino de la fe
La ceremonia contó con la presencia y participación de obispos auxiliares, monjas y sacerdotes, quienes acompañaron a los chicos que están transitando el camino de la fe
La Parroquia Santa Lucía de Palermo estuvo presente en la celebración
La Parroquia Santa Lucía de Palermo estuvo presente en la celebración

La misa tiene sus raíces en la idea de crear un espacio en el que los niños puedan participar activamente en la liturgia y aprender sobre los valores y enseñanzas de la fe católica de una manera accesible y relevante para su edad. El enfoque en los niños como protagonistas y participantes activos fue un componente central de esta iniciativa.

El contenido y el enfoque de la misa también evolucionó con el tiempo. Los temas abordados en las homilías y catequesis fueron variando y buscando conectar con los intereses y preocupaciones de los niños, a menudo utilizando elementos culturales y literarios relevantes para ellos.

Además de ser una expresión de religiosidad, la misa de los niños también se convirtió en un evento que fortalece la conexión entre la fe y la acción solidaria
Además de ser una expresión de religiosidad, la misa de los niños también se convirtió en un evento que fortalece la conexión entre la fe y la acción solidaria
La celebración religiosa dirigida al público infantil tuvo lugar este sábado por la tarde
La celebración religiosa dirigida al público infantil tuvo lugar este sábado por la tarde
La obra de teatro alentó a los niños a vivir los valores cristianos en su vida cotidiana
La obra de teatro alentó a los niños a vivir los valores cristianos en su vida cotidiana

La misa también es considerada una oportunidad para fomentar la solidaridad y el servicio a los demás. Su continuidad a lo largo de las décadas es un testimonio de su relevancia y éxito en involucrar a los niños en su fe de una manera significativa.

Además de ser una expresión de religiosidad, esta celebración también se convirtió en un evento que fortalece la conexión entre la fe y la acción solidaria, alentando a los niños a vivir los valores cristianos en su vida cotidiana.

Seguir leyendo: