Rocío Ojeda, víctima de accidente de tránsito. Foto: NA.Rocío Ojeda, víctima de accidente de tránsito. Foto: NA.

Otra imprudencia al volante se cobró la vida de Rocío Ojeda, una joven de 26 años que murió el pasado fin de semana en Monte Grande. Un conductor alcoholizado se cruzó de carril y embistió la moto con la que circulaba junto a Emanuel Dos Santos.

Una cámara de seguridad ubicada en las calles Fair y Luis de Sarro muestran el momento en el que el conductor se pasa de un carril a otro y sin frenar ocasiona el accidente por el cual Rocío lamentablemente perdió la vida en el acto y su amigo continúa internado en grave estado y le tuvieron que amputar una pierna.

El conductor manejaba una camioneta Ford EcoSport con 1,8 grados de alcohol en sangre y después de embestir a los jóvenes quiso escapar pero fue retenido por los vecinos.

 

Piden más testigos

Desde que la familia y amigos se enteraron de la noticia, comenzaron a solicitar más testigos para que la causa avance y el detenido no sea liberado, situación que podría suceder el próximo viernes.

Actualmente el conductor está alojado en la unidad penal 40 de Lomas de Zamora a la espera de ver que resuelve el fiscal. Este fin de semana familiares de Rocío y Emanuel realizaron una marcha para exigir justicia.

La joven de 26 años jugaba al hockey en el Club Camioneros y era mamá de un nene de tres años. Emanuel, quién pelea por su vida, tiene 27 años, era amigo de Rocío y está internado en el Hospital Santamarina donde se recupera de las graves heridas en la cabeza, el cuerpo y ambas piernas.

“Cometió todos los errores que puede cometer una persona que maneja: estaba alcoholizado, sin seguro, ni registro. Es impresionante el dolor que nos dejó esta persona, dejó a una familia y amigos destrozados”, expresó el papá de la joven asesinada. 

Con relación a Emanuel, su hermana señaló que despertó el coma, que se acuerda todo lo que sucedió, pero que por el momento no le informaron la muerte de su amiga.

Noticias relacionadas