Fernando André Sabag Montiel, símbolos nazis, redes socialesFernando André Sabag Montiel y sus tatuajes. Fotos: redes sociales.

Tras la detención de Fernando André Sabag Montiel, el hombre que quiso asesinar a Cristina Fernández de Kirchner, un detalle llamó poderosamente la atención. Tiene tatuajes en su cuerpo, todos -de un modo u otro- relacionados a la simbología ocultista del nazismo. Se trata de las imágenes de la Cruz de Hierro, el Martillo de Thor y el enigmático Sol Negro. El gran interés por los diseños surgió luego de varios posteos que corrieron como reguero de pólvora por las redes sociales. Fue allí cuando surgieron los interrogantes. Los comentarios fueron reiterados y repetidos: quien acababa de atentar contra la vida de la vicepresidenta en la puerta de su domicilio en Recoleta, es nazi.

Para hacer semejante afirmación es necesario analizar el verdadero significado de cada uno de los símbolos tatuados en la piel de Sabag Montiel. El objetivo es llegar con claridad a separar la paja del trigo.

 

¿Cuáles son y qué significan los símbolos?

El primero es la Cruz de Hierro, que a priori no puede ni debe ser única y directamente relacionada al nazismo. De hecho, no solo que era utilizada desde 1870 (mucho antes del nacimiento de Adolf Hitler y su llegada al poder) por las Fuerzas Armadas alemanas, sino que también es un signo que persiste hasta el presente, incluso como medalla en reconocimiento al honor y al mérito. Hecha esta aclaración, vale decir que este tatuaje no es suficiente para acusar de nazi al agresor.

 

Nazis, Cruz de Hierro, fotos Wikipedia y FrontLineClub.comCruz de Hierro en tiempos de Hitler y en la actualidad. Fotos: Wikipedia y FrontLineClub.com

 

El segundo símbolo tatuado en la parte superior de una de las manos es el Martillo de Thor. En este caso la cercanía y relación con las ideas nazis son algo más evidentes. Se trata de una de las armas mágicas y poderosas descritas en la mitología nórdica, de la cual se valieron los nazis para dar formas a una suerte de nueva religión cuya máxima deidad sería Hitler y cuyos “sacerdotes” eran unos pocos elegidos dentro de las filas de las SS encabezadas por el jefe supremo, Heinrich Himmler. Cuando en los años ’30 los nazis se embarcaron en una frenética cruzada tras la quimera de dar con objetos sagrados, místicos y supuestamente cargados de un poder de otro mundo, el Martillo de Thor estuvo a tope de la lista de deseos. Pese a ser una leyenda, ellos creían que -desde los tiempos de la Escandinavia medieval- quien lo poseyera estaría ubicado un escalón por arriba del resto de los mortales.

 

Martillo de Thor, foto Vida ExtraVariantes del Martillo de Thor. Foto: Vida Extra.

 

Fuentes islandesas relatan por su lado que el arma (a veces también representada por un hacha o un garrote) permitía derrotar a quienes se atrevieran a desafiar la “supremacía” de quien lo portara. Por este tatuaje, es correcto relacionar a Fernando André Sabag Montiel con ideas (al menos) cercanas al nazismo y sus creencias ancestrales.

Finalmente, el tercer tatuaje (el más concreto y comprometedor para el atacante de Cristina Fernández de Kirchner) muestra al Sol Negro. Se trata de un símbolo esotérico compuesto por dos círculos concéntricos. El central es la representación de un sol desde cuyo centro parten doce rayos que -antes de tocar el exterior- marcan un quiebre que dibuja (aunque solapadamente) doce cruces esvásticas. Este diseño es clave para la ideología nazi.

 

Nazis, Castillo de Wewelsburg, fotos Cope-Appel TVHimmler cerca del Castillo de Wewelsbur. El lugar en la actualidad. Fotos: Bundesarchiv / Cope-Appel TV.

 

El misticismo nacionalsocialista ve en sus formas dos elementos fundamentales para su creencia: la mencionada cruz esvástica y doce runas “Sowilo” significando la victoria sobre los inferiores. Los alfabetos rúnicos son alfabetos cuyas letras, conocidas justamente como “runas”, se llegaron a usar para escribir las lenguas germánicas, especialmente en Escandinavia y las islas Británicas. También se emplearon en otras partes de Europa central y oriental, en la Antigüedad tardía y la Edad Media.

 

Nazis, Castillo de Wewelsburg, foto hmn.wikiEl Sol Negro en Wewelsburg. Foto: hmn-wiki.

Nazis, Castillo de Wewelsburg, foto Enlace JudíoEl símbolo del Sol Negro en el piso del castillo de las SS. Foto: Enlace Judío.

 

Tanta importancia tuvo el Sol Negro para los nazis que estaba (y aún está) estampado en el piso de acceso a la entrada del Castillo de Wewelsburg, que era el centro neurálgico (una suerte de cuartel general) de las SS en la zona de Büren, un sitio utilizado para las reuniones heméticas de los 12 elegidos por Himmler. Incluso la sala principal de la fortaleza nazi era circular con el símbolo también marcado en el suelo, con sus rayos terminando en doce tronos de piedra para los “sacerdotes” de la nueva religión destinada a exaltar la “pureza racial de los arios”. Era una especie de nueva Mesa Redonda de Caballeros que no veneraban al Rey Arturo, sino al Führer nazi. El Sol Negro también representaba “la expresión más fuerte y visible de Dios”, mientras que el número 12 hacía referencia a “las cosas del destino y la perfección”, dado que simulan el ciclo solar en constante movimiento a lo largo de los doce meses del año. En la actualidad es utilizado por los movimientos neopaganos y los grupos de neonazis en diferentes partes del mundo. También en Argentina.

 

Conclusiones

Luego de analizar el sentido y el significado de la simbología tatuada en el cuerpo de Fernando André Sabag Montiel, puede afirmarse que el atacante de la vicepresidenta de la Nación tiene inocultables simpatías con ideas y tradiciones típicas del nazismo.

Estos signos se han utilizado a lo largo de los años de imperio del terror en los días del Tercer Reich alemán encabezado por Hitler, pero también los siguen utilizando sus seguidores en la actualidad.

 

Instagram: @marcelo.garcia.escritor
Twitter: @mdGarciaOficial

Noticias relacionadas