A tres meses de anunciar su separación de Flor Vigna, Luciano Castro abrió su corazón y habló como nunca de esta nueva etapa de su vida.

Con Flor sigo hablando. Estoy cada día mejor. Nadie está bien después de una separación”, comenzó diciendo el actor en una nota que dio a A la tarde, el programa que conduce Karina Mazzocco por América.

Foto: Captura (América)

Foto: Captura (América)

Además, indagado sobre si le costó la ruptura, Luciano se sinceró ante las cámaras: “Sí, pero bueno, son los órdenes de la vida. Tiene que ver con la madurez también, saber que no. Y bueno, eso me costó, sí”.

“Día a día estoy, mejor”, agregó. Y cerró, a flor de piel: “Hablo con ella, eso también me alivia, poder hablar con ella y ella conmigo, pero siempre en buenos términos y más que nada para saber cómo va la evolución del otro. Siempre hablamos de evolución, no hablamos nunca de un retroceso. Uno va creciendo y van pasando etapas”.

“Hablo con Flor, eso también me alivia, poder hablar con ella y ella conmigo, pero siempre en buenos términos y más que nada para saber cómo va la evolución del otro”.

SUMATE AL CANAL DE WHATSAPP DE CIUDAD MAGAZINE Y ENTERATE DE TODO

Para unirte al canal de WhatsApp de Ciudad Magazine, simplemente hacé clic aquí y seguí las instrucciones para activar las notificaciones.

LUCIANO CASTRO CONTÓ CÓMO REACCIONÓ CUANDO SE ENTERÓ DE LA CHARLA QUE MANTUVIERON SABRINA ROJAS Y FLOR VIGNA

Luego de que Sabrina Rojas y Flor Vigna revelaran que mantuvieron una charla privada a fines de marzo pasado para aclarar algunas cuestiones y dejar atrás los conflictos, Luciano Castro contó cómo reaccionó cuando se enteró de este acercamiento.

A mí eso me alegró. Me pareció un gesto muy grande de ellas porque nadie les pidió nada, yo jamás les pedí ni que hablasen, ni nada; y fue una decisión de ellas”, contó el actor en una nota que dio en A la tarde.

Fotos: Capturas de Instagram e Instagram Stories (@rojassasi y @florivigna)

Fotos: Capturas de Instagram e Instagram Stories (@rojassasi y @florivigna)

“Yo me enteré después que había pasado y me pareció enorme y me tranquilizó porque yo, en definitiva, estaba como expectante de los ‘dimes y diretes’. Y acá se acabó todo, hablaron las chicas entre ellas, dijeron las cosas, y fue hermoso”, agregó.

Y cerró, a corazón abierto: “A mí me agarró una alegría enorme saber que habían hablado entre ellas y que se dieron cuenta que éramos más causal de todo lo que se decía y sucedía, que lo que pasaba de verdad. Cuando me contaron que habían hablado, yo me puse muy contento”.