La Aduana incautó 40 frascos de PopperOperativo de Aduana. Foto: Aduana.

El miércoles, en virtud de un control realizado en el sector de arribos del Aeropuerto Internacional de Ezeiza, (Terminal “A”), específicamente en la sección equipaje, personal de la Aduana procedió a desarrollar una revisación exhaustiva de un pasajero de nacionalidad argentina, quién había arribado al país en un vuelo de la empresa American Airlines proveniente de Nueva York.

El ciudadano argentino transportaba dentro de su equipaje despachado, una cantidad muy importante de frascos. De la revisación, surge la presencia de 40 frascos de la sustancia Popper. Se utilizó el Scanner cómo metodo de detección.

Se puso en conocimiento al Juzgado de turno, Juzgado Nacional en lo Penal Económico Nro.. 6 a cargo del Dr. Marcelo Aguinsky, Secretaría N  12, quien ordenó la detención del pasajero y el secuestro de la sustancia estupefaciente hallada.

En lo que va del año 2022, la Aduana lleva secuestrados 204 frascos de esta sustancia prohibida.

 

¿Qué es el Popper?

Popper es el nombre genérico para mencionar a ciertas sustancias químicas -por lo general nitritos de alquilo como el nitrito de isopropilo, el 2-propil nitrito y el nitrito de isobutilo, además del nitrito de amilo y el nitrito de butilo, el resultado de la reacción sulfato de cobre(II)- administrados mediante inhalación.

Son líquidos incoloros y con un fuerte olor característico.

El nitrito de amilo y otros alquilnitritos suelen inhalarse con objeto de aumentar el placer sexual.​ Los poppers empezaron a consumirse en discotecas en los años 1970.

En algunos países del mundo la venta de los alquilnitritos está controlada o se considera ilegal.

 

La Aduana incautó 40 frascos de PopperFrascos incautados. Foto: Aduana.

 

Origen de la sustancia

El nitrito de amilo fue sintetizado por primera vez en 1844 por el químico francés Antoine
Jérôme Balard y utilizado más tarde, en 1867, en clínica médica para el tratamiento de la
angina pectoris, aliviando el dolor en el pecho experimentado por los pacientes mediante la
inhalación del nitrito de amilo, ya que este compuesto tiene la capacidad de relajar el
músculo liso de los vasos sanguíneos promoviendo su dilatación y el flujo de un mayor
caudal de sangre a través de ellos.

En 1964 se reportó el primer caso de uso recreacional y comenzó a expandirse esta forma
de consumo, principalmente, entre la comunidad de hombres homosexuales que buscaban
mediante su utilización, un incremento del placer sexual e intensificación de las sensaciones
táctiles.

Hacia fines de la década de 1970, su consumo se había popularizado de manera que se
consumía masivamente entre jóvenes de todas las edades, comúnmente en discotecas y
fiestas rave que deseaban intensificar sus experiencias sexuales, entre otros efectos, según
lo revelaron reportes de la revista Time y The Wall Street Journal.

Actualmente, los nitritos que conforman el Popper han pasado a formar parte de las listas
de sustancias estupefacientes de la mayoría de los países y su utilización clínica ha
quedado obsoleta mediante el reemplazo por terapias más eficaces.

Noticias relacionadas