Coronavirus en Argentina, NAFoto NA.

El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, dijo que es necesario reforzar las medidas de cuidado ante la suba de casos de coronavirus, señaló que en el verano esperan un descenso de contagios, aunque advirtió que hay que prepararse para un otoño que “puede ser complicado”.

En declaraciones a la radio online Futurock, el Ministro repasó la situación epidemiológica de la provincia, y subrayó que, pese al aumento de contagios que se está registrando en las últimas semanas, en el verano “es posible que, después de las fiestas, empiecen a bajar los casos”.

“Este sería un escenario factible, excepto que la Ómicron nos cambie mucho la dinámica de los contagios, pero sino, recién cuando empiece el otoño en marzo o abril vamos a ver lo que estamos viendo en Europa, más casos ahora que en meses anteriores”, dijo.

Para el Ministro, “es probable que no tengamos un gran pico en el verano porque hay muchas reuniones, todo el mundo se encuentra en las fiestas, es un momento para reforzar los cuidados”, pero remarcó que hay que preparase para “un marzo o abril que puede ser complicado”.

“Es potencial lo que digo, la perspectiva es que el verano haya casos pero no con la situación que pensamos que habrá en marzo o abril, por eso es que nos tenemos que preparar para lo que puede ser muy importante”, agregó.

En ese punto, dijo que para tratar de reducir el riesgo es importante “que la gente se vacune con la primera, la segunda dosis y con el refuerzo”.

Al referirse a la campaña de vacunación dijo que se están dando “muchas terceras dosis” y que el objetivo del gobierno es tener de acá a marzo o abril “a todos con segundas dosis, y aquellos que hayan tenido la segunda dosis hace cinco meses, también tengan la tercera dosis”.

En relación a los números de casos, dijo que hay un promedio de casos por día, semanal arriba de 900. “Triplicamos el número más bajo que tuvimos, nuestro pico fue de 12.000 casos, todavía es poco respecto al tsunami que tuvimos antes pero es mucho en relación a como veníamos hace un tiempo”, indicó.

Asimismo, advirtió que la suba está relacionada a que diciembre es un mes “lleno de reuniones encuentros” y a que se ha relajado mucho “el uso de cuidados y de barbijos y a los lugares con aire acondicionado cerrados.

“Hay que cuidarse, está circulando bastante el virus. Está la Delta que es bastante contagiosa y en el horizonte encima vemos la Ómicron. Hay que tener presente el chip del cuidado, prepararse para lo que viene, seguir cuidándose y vacunarse”, subrayó.

Respecto a la nueva variante, relativizó que sea más leve que otras ya que “aún si fuera más leve pero tiene una tasa de contagios tanto más alta en términos poblacionales, va a producir la misma cantidad de internaciones y letalidades“.

Y comentó que esta variante “produce mucho más reinfecciones que otras, y en personas vacunadas. “Es difícil despejar si es que esta variante es más leve o si es que se enfrenta a personas mejor preparadas por la vacuna”, subrayó.

Por último, reiteró la importancia de la vacunación y se refirió a los “mensajes complejos” por parte de los detractores de la vacunas o del pase sanitario. “Están haciendo un flaco favor a lo que tenemos ahora, que es prepararnos a lo que viene por delante que puede ser muy grave”, señaló.

Noticias relacionadas