Sophie Brook, una de las primeras submarinistas desde que en 2011 las mujeres pueden integrar esa fuerza, realizó las denuncias.

El jefe del Estado Mayor de la Marina británica ordenó abrir una investigación inmediata sobre las denuncias de prácticas de acoso sexual realizadas por mujeres, sobre todo reclutas, durante su servicio en los submarinos de la fuerza, según reveló el tabloide Daily Mail.

El diario británico publicó este sábado el testimonio de Sophie Brook, una de las primeras en sumarse como recluta de un submarino, después de que se levantara en 2011 el veto para que las mujeres pudieran formar parte de esas tripulaciones.

Brook denunció vejámenes y comportamientos sexistas, un “acoso sexual constante” y el hecho de que las mujeres que se atreven a denunciar esos hechos quedan marginadas o impedidas de participar en los entrenamientos.

También denunció haberse encontrado con uno de sus colegas exhibiéndose en su cama, así como que un oficial la había besado mientras dormía, según recogió la agencia de noticias AFP.

Insultos y golpes

Esos acontecimientos la condujeron a actos de automutilación, por los que tuvo que recibir nueve puntos de sutura, y pese a una oren médica contraria, fue enviada a hacer guardia.

Además de estas denuncias de abusos, agresión e insultos, el diario dio a conocer una lista en el que figura la orden que marca que las reclutas serían violadas en caso de un “evento catastrófico” bajo el agua.

Las denuncias también señalan a oficiales de la Marina como responsables de hacer “gestos y comentarios sexuales” hacia el personal femenino y algunas reclutas incluso denunciaron haber recibido golpes, según la agencia de noticias Europa Press.

“Estoy profundamente preocupado por las acusaciones de comportamientos inapropiados en el servicio de submarinos y quiero asegurarle a nuestra gente, y a cualquiera que esté leyendo esto, que cualquier actividad que no cumpla los altos estándares que la Real Marina establece para sí misma es totalmente inaceptable”, afirmó el almirante Ben Key en un comunicado.

“Estas alegaciones son aberrantes. El asalto sexual y el acoso no tienen cabida en la Marina y no serán tolerados”, aseveró Key antes de señalar que dio instrucciones “para investigar a fondo” las denuncias.

“Cualquier persona que sea hallada culpable será hecha responsable de sus acciones sin importar su graduación”, aseguró.

Según cifras publicadas en 2019, las mujeres representan solamente el 1% del personal de los submarinos de la marina británica.

La entrada Investigan denuncias de acoso sexual en submarinos de la Marina británica se publicó primero en Cultural Cava.