El tricampeón mundial de Fórmula 1 quiso manejar un Mercedes AMG GT, automóvil que alcanza 313 kilómetros por hora, por el circuito portugués de Portimao. Sin embargo, tuvo una inesperada respuesta.

Festejo de Max Verstappen en la clasificación del Gran Premio de Australia. Foto: EFE.
Max Verstappen. Foto: EFE.

Max Verstappen, tricampeón mundial de Fórmula 1, no pudo alquilar un auto deportivo para probarlo en el circuito portugués de Portimao debido a no tener la edad requerida por la empresa de arrendamiento.

Durante el receso competitivo, el campeón mundial 2021, 2022 y 2023 con Red Bull planeaba darse un gusto en el trazado de Portugal a bordo de un Mercedes AMG GT, automóvil que alcanza 313 kilómetros por hora.

Max Verstappen ganó el Gran Premio de Brasil. Foto: Reuters. Max Verstappen. Foto: Reuters.

Pero insólitamente, el neerlandés se quedó con las ganas ya que la agencia del aeropuerto del Faro, llamada Sixt, no le permitió arrendar el vehículo por su edad de 26 años, inferior a la estipulada para alquilar unidades de esas características (30).

Verstappen tuvo que acatar la normativa y el piloto récord de victorias en una temporada (19 en 2023) contrató un auto menos potente, un BMW Serie 5, cuyo límite de velocidad es 249 km/h, por debajo de los 330 que alcanza el Red Bull con el que compite en la categoría reina del automovilismo mundial.