Incendios en el Delta. Foto: NA.Los incendios no se detienen. Foto: NA.

Los incendios en el Delta del Paraná no se detienen y el humo afecta a Buenos Aires alrededores. La zona del AMBA se vio sorprendida con columnas grises que fueron divisadas desde el espacio.

Un satélite de la NASA capturó la imagen que da cuenta de la magnitud del humo originado por los reiterados focos ígneos, principalmente en territorio de la provincia de Entre Ríos.

 

Triste postal

La imagen, obtenida a través de la plataforma Worldview del prestigioso organismo espacial de Estados Unidos, data del pasado 19 de agosto.

Mientras los rosarinos pueden ver a diario las llamas y el humo desde su orilla, en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense conmocionó la llegada de la nube de cenizas.

 

Incendios en el Delta. Foto: NA.La imagen captada por el satélite. Foto: NA.

 

Ante esta situación, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) recomendó a la población “evitar actividades al aire libre, proteger las vías respiratorias y oculares, conducir despacio, mantener la distancia y utilizar luces bajas; además de informarse por autoridades”.

La quema de pastizales constituye no sólo un daño irreparable al medio ambiente, sino que también esta acción trae aparejada un aumento en los accidentes viales e importantes consecuencias en la salud de los habitantes alérgicos y no alérgicos.

Según informó la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica, “las partículas producidas por el polvo de las cenizas ocasionan alteraciones respiratorias tanto a nivel respiratorio superior (estornudos, irritación ocular, congestión nasal), como síntomas respiratorios Inferiores (tos, falta de aire, silbido en el pecho). Producen además exacerbaciones del asma, de enfermedades alérgicas y EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). También produce aumento de procesos infecciosos como sinusitis y neumonía”.

Noticias relacionadas