Flor An. Foto: Instagram/florcita_anLa joven contó en Twitter lo que vivió. Foto: Instagram/florcita_an

La historia de Florencia se volvió viral en Twitter luego de contar una mala experiencia que vivió en el día de ayer. Fue a renovar su licencia de conducir y los responsables del área cuando le preguntaron el por qué de su pelo corto, expusieron su enfermedad en el carnet.

La joven tuvo cáncer de mama y dijo que con la quimioterapia pudo vencerlo, pero aún así, la consideraron como “incapacitada”: le dieron el registro por sólo dos años.

Florencia decidió hacer un hilo de Twitter contando todo lo que vivió y empezó así: “Vine a renovar el carnet de conducir, me voy con estrés, secándome las lágrimas y con la etiqueta de ‘incapacitada’ en la frente. Me lo dieron sólo por 2 años, pidiéndome un apto médico para conducir y en el carnet me ponen la enfermedad. ¿Qué necesidad?”, junto a una imagen donde se ve que expusieron su enfermedad.

 

Expusieron su cáncer de mama en el carnet. Foto: Twitter/florcita_anExpusieron su cáncer de mama en el carnet, a pesar de que no lo tiene más. Foto: Twitter/florcita_an

 

Ante esta situación tuvo que llamar a su médico para que le haga un certificado apto para poder manejar. Una vez que lo presentó, le renovaron la licencia, pero por pocos años.

Y agregó: “A todo esto, fue porque me vieron con el pelo corto y me dicen ‘¿qué paso con el pelo?’. Y le conté que por la quimio se me cayó. Y ahí me preguntan cuando fue la última, le digo en junio y me dice que no me pueden dar el carnet. Que necesitan apto médico…”.

“Ahora pienso, si no me veían el pelo corto no preguntaban nada y me lo daban sin drama como se lo dan a todo el mundo… Y sin preguntarles nada, sólo si tienen problemas en la visión y haciendo el examen visual. ¿Y por qué por 2 años? ¿Qué cambiaría en ese tiempo?”, escribió.

 

La foto anterior de su documento. Foto: Twitter/florcita_anLa foto anterior de su documento. Foto: Twitter/florcita_an.

 

Para cerrar el relato con un poco de humor, Florencia decidió compartir una foto de ella cuando hacía quimioterapia y tenía muy poco cabello. “Lo único bueno es que en dos años cambio la foto”, finalizó.

Noticias relacionadas