Médicos y enfermeros que reían mientras hacían RCP. Foto: captura de videoCaptura del video donde se ve a la enfermera.

Escándalo en el Hospital Perrando de Chaco, la difusión de un video terminó con la suspensión de médicos y enfermeras que se reían mientras realizaban técnicas de RCP. El material fue difundido por el medio MásContenidos.Net y los protagonistas fueron identificados, sumariados y separados por el Ministerio de Salud Pública.

El paciente a quien le realizaban RCP tenía 73 años y había ingresado al hospital con un paro cardíaco tras un accidente en la vía pública. Los médicos lograron sacarlo dos veces del paro, pero al tercero falleció.

En el video puede observarse a la médica Adriana Perroni quien es filmada, supuestamente, por una enfermera mientras se oyen risas y expresiones como “arriba, abajo” o “los brazos más firmes doctora”.

 

 

“Sé que las disculpas hoy no alcanzan pero se están tomando las medidas pertinentes, correspondientes y necesarias ante este hecho lamentable”, expresó Nancy Trejo la directora del hospital.

Por su parte, la Gremial Médica Hospitalaria de Chaco, a través de su página de Facebook, apoyó y se solidarizó con la médica “injustamente sancionada”.

“La doctora Perroni cumplió con el acto médico, reanimó todo el tiempo, no abandonó en ningún momento su trabajo, con la experiencia que le dan su formación profesional de excelencia y trayectoria”, destacó la gremial en un comunicado.

Y añadió: “Repudiamos el inadecuado comportamiento del personal de salud presente, quien además de incumplir con sus deberes, filmó, se rió y difundió el video”.

 

La médica aseguró que no se enteró que la filmaban

Perroni, en declaraciones a un medio local, dijo que la situación fue “muy estresante” y que por eso no se enteró que estaba siendo filmada.

“El paciente salió del paro en dos ocasiones, a la tercera no lo pudimos sacar. Para nosotros la situación fue muy estresante, yo ni me enteré que había alguien filmando”, precisó.

Perroni destacó que “el lunes me entero que se hizo esa filmación, no fue hecha con fines académicos, me siento terriblemente dolida, nunca creí vivir una situación así”.

“Quiero que la gente sepa que ninguna de las personas involucradas en el RCP tuvo nada que ver con la falta de respeto, es muy grave lo que se hizo, reírse de la muerte de un paciente ante el dolor de una familia”, destacó.

Sobre la persona que grabó, la médica precisó que “es un caso aislado”.

“Es una persona que se equivocó de profesión, que no tenía vocación, que tal vez entró pensando que tenía una salida laboral y por eso hizo enfermería. Esta chica se equivocó de profesión y tiene que ir pensando en estudiar en otra cosa”, subrayó.

Noticias relacionadas