La CBF pidió que la próxima definición se dispute en Estados Unidos y no en el Más Monumental, como estaría determinado. El planteo surge a partir del temor a represalias por los recientes hechos de violencia ocurridos en Río de Janeiro entre argentinos y brasileños.

Ednaldo Rodrigues, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol. Foto: NA.
Ednaldo Rodrigues, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol. Foto: NA.

La Confederación Brasileña de Fútbol elevó un pedido formal para la Conmebol para que la final de la Copa Libertadores 2024 se juegue en Estados Unidos y no en Buenos Aires, tal como estaba previsto.

El insólito pedido de Brasil se dio luego de que el ente presidido por Alejandro Domínguez reveló que uno de los escenarios favoritos para recibir la próxima final es el estadio Más Monumental.

Incidentes en Brasil-Argentina. Foto: EFE Incidentes en Brasil-Argentina. Foto: EFE

El planteo de la CBF surge a partir del temor a represalias por los graves hechos de violencia ocurridos en Río de Janeiro antes de la final entre Fluminense y Boca. Sumados a los incidentes en el encuentro por las Eliminatorias entre Argentina y Brasil en el Maracaná.

Ednaldo Rodrigues, presidente de la entidad madre del fútbol brasileña, justificó su idea en el aspecto financiero y el “legado” que dejará la Copa América en Estados Unidos, después de su finalización prevista para el 14 de julio. Rodrigues se refirió a el uso de toda la estructura que se montará para la Copa América y definir sus torneos de clubes en el país del Norte.

La final de la Sudamericana será el 23 de noviembre y la de la Copa Libertadores ha sido programada para una semana más tarde, el 30 de noviembre.