Operativo Aduana en Ezeiza. Foto: prensa AFIPOperativo Aduana en Ezeiza. Foto: prensa AFIP.

Gracias a un acuerdo de intercambio de información con España, la Aduana lleva recaudados 7.460.882 de pesos correspondientes a consumos de alta gama no declarados por turistas argentinos provenientes de España.

Cuando éstos piden la devolución del IVA en aeropuertos ibéricos, la Aduana recibe una alerta de información. Ésta, luego, le pide a la Dirección de Migraciones identificar el vuelo con los pasajeros en cuestión, que al arribar al país son revisados para identificar si tienen declarados o no los bienes.

 

Operativo Aduana en Ezeiza. Foto: prensa AFIPOperativos en Ezeiza. Foto: prensa AFIP.

 

Casos emblemáticos

En este año se destacan un reloj valuado en 15.375 euros, cuya tributación aduanera fue de 960.804 pesos, y un reloj de 52.066 euros que inicialmente quedó retenido en Ezeiza, ya que el pasajero no contaba con suficiente capital para cancelar su obligación tributaria. Finalmente, seis días más tarde, abonó los $3.169.385 correspondientes para poder retirarlo.

El intercambio de información con España es fundamental, dado que en muchos casos los turistas traen los bienes puestos, argumentando que ya los poseían antes de salir del territorio argentino. Sin embargo, el conocimiento certero que la Aduana argentina tiene de los detalles de las compras le permite ser inflexible.

En lo que va de agosto, también en vuelos provenientes de Madrid, fueron detectados un brazalete de 5.938 dólares, dos relojes Hublot de cerca de 10.000 euros cada uno y un reloj Tag Heuer de 5.343 euros. Tributaron, respectivamente, $324.1635, $581.394, $475.388 y $280.000.

Además, se puede destacar la detección, también este año, de un reloj Cartier de 5.165 euros, por el que el pasajero tributó $273.486; unos aros de 5.082 euros, que resultaron en un pago de $321.418,50; un brazalete de 5.910 euros, cuyo tributo consistió en $395.178 y, finalmente, un anillo de 3.843 euros, que tributó $201.792,50.

Noticias relacionadas