Las mascotas felinas de la casa pueden generar dolores de cabeza a la hora de cuidar el arbolito navideño, por lo que se buscan trucos para evitar su destrucción.

Gatos. Foto: Unsplash.
Por qué los gatos odian el arbolito de Navidad y cómo evitar que lo tiren

La cercanía con la Navidad genera alegría en muchas personas y uno de los eventos más importantes de la época es el armado del típico arbolito. La costumbre indica que debe establecerse el 8 de diciembre y desarmarse un mes después, aunque hay un inconveniente en muchos hogares que puede desalentar el montaje de uno de los principales símbolos de las festividades: los gatos.

Muchas veces, la decoración navideña puede ser una tentación difícil de controlar para los felinos. Las esferas, las luces y las ramas son algunas de las cuestiones que pueden verse como un elemento de juego para las mascotas, que puede derivar en la destrucción del arbolito de Navidad.

Arbolito de navidad. Foto: Unsplash Arbolito de navidad. Foto: Unsplash

Ante esto, muchas personas buscan alternativas e incluso consejos para poder controlar a los felinos del hogar para que no hagan travesuras alrededor del elemento clave en las últimas semanas del año. Con respecto a los motivos específicos de la reacción de estos animales, hay algunas miradas acerca de lo que ocurre.

Mike Delgado, becario postdoctoral en la Escuela de Medicina Veterinaria de UC Davis, reveló en una entrevista con la revista Inverse su mirada sobre el caso. “Cuando los gatos están en territorio familiar, a menudo quieren investigar algo nuevo. El árbol huele a exterior, por lo que hay mucho que investigar”, detalló.

Expresiones faciales en gatos. Foto: Unsplash. Los gatos pueden ser grandes enemigos de los arbolitos de Navidad. Foto: Unsplash.

Árbol de Navidad. Foto: Unsplash.

Te puede interesar:

Árbol de Navidad: ¿las luces navideñas aportan a la contaminación lumínica?

¿Cómo hacer que el gato no arruine el árbol de Navidad?

  • Buscar que sea resistente. Una buena alternativa es que se agarre el arbolito a una base de madera firme, o incluso colocarlo en zonas altas del hogar, para que sea difícil el acceso constante al símbolo navideño.
  • Ubicar los adornos en las ramas. Si los elementos de la decoración están bien aferrados a la estructura, habrá menos chances de que un gato logre balancearse y tirar los elementos al piso.

Arbolito de navidad. Foto: Unsplash Arbolito de navidad. Foto: Unsplash

  • Ocultar un poco las luces navideñas. Una de las cosas que más resaltan y generan curiosidad en los felinos son las luces que se ubican alrededor del arbolito de Navidad. Esto produce que muchas veces se lancen a modo de juego, aunque puede producir que lo derriben.
  • Perfumarlo con fragancias poco agradables para los gatos. Por ejemplo, desodorantes de ambiente con olor a críticos pueden ser claves para que no genere un mayor interés y no se acerquen al lugar.