Avion CorrientesIncendio de la aeronave.

Los incendios no dan tregua este mes de febrero en la provincia de Corrientes. De acuerdo a un informe elaborado por expertos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el fuego afectó ya en total a más de 500 mil hectáreas, lo que representa el 5,88 % del territorio provincial.

 

Un avión hidrante contratado por la provincia de Corrientes que estaba prestando servicio en el departamento de Ituzaingó, una de las regiones de la provincia que viene siendo azotada por los incendios forestales desde hace días, se prendió fuego y quedó momentáneamente inutilizable.

 

En el hecho se produjeron daños materiales y no hubo heridos, pero este suceso provocó la perdida de uno de los principales recursos con los que cuentan los brigadistas para tratar de controlar las llamas en el norte del país, que ya consumieron miles de hectáreas, afectando también a la producción rural.

 

“El avión hidrante en pista mientras era reabastecido de insumos sufrió un desperfecto eléctrico que produjo el incendio en toda la aeronave. El piloto no estaba a bordo, por lo que solo hubo daños materiales. La aeronave es una de las contratadas”, precisó el Ministerio de Producción de Corrientes.

 

El fuego, que afecta en particular el centro-norte de la provincia, está repartido en varios focos de diversa magnitud, con mayor intensidad en este momento en San Miguel, Concepción III, Curuzú Cuatía, Mburucuyá, San Luis del Palmar, Berón de Astrada, Ituzaingó, Bella Vista y Santo Tomé.

 

Para combatir las llamas, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), que depende del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable anunció el envío de 5 aviones hidrantes y 1 helicóptero junto a 123 brigadistas y personal de apoyo, dos autobombas con equipamiento, máquinas pesadas y móviles de apoyo.

Noticias relacionadas