Coronavirus, vacunas, ReutersCoronavirus, vacunas, REUTERS

Frente a la escalada de casos positivos de coronavirus, la posibilidad de aplicarse el refuerzo contra la enfermedad trajo una nueva duda o destrabó un nuevo miedo: ¿qué pasa si me vacuno sin saber que estoy contagiado?

 

En ese marco, Arnaldo Casiró, jefe de Infectología del Hospital Álvarez, dijo que “hay muchos casos de personas que se vacunaron sin saber que tenían Covid y que a las 24 horas empezaron con síntomas, se hisoparon y dieron positivo”.

 

“Lo que vimos fue que esos cuadros no se agravaron por la vacuna”, aseguró el especialista en diálogo con Clarín.  “Tener la infección tampoco afectó los niveles de anticuerpos que al tiempo se generaron por la enfermedad y por la dosis aplicada”, añadió.

 

Asimismo, aseguró que hay reportes de Inglaterra e Israel que coinciden que con esta misma línea y aclaró que “puede que se confundan los síntomas o que incluso se superpongan aunque esto no implica mayor riesgo de que el Covid tome una forma más grave por la inmunización”.

 

“Con Covid confirmado o con cualquier otra infección como una gripe común, la indicación es esperar para vacunarse”, indicó Casiró. En primer lugar, esto es así para evitar que se mezclen los síntomas que puede generar la vacuna con los de la infección. Pero, además, afirma que por el coronavirus se va a desarrollar inmunidad natural por lo que no tiene sentido recibir en simultáneo un “booster artificial”.

 

Además, remarcó que la infección se transitará como si la persona no hubiera recibido esa tercera dosis ya que “los anticuerpos se desarrollan entre el día 7 y el día 14 de la aplicación”. Entre los que se contagiaron, se enteraron y evitaron el refuerzo, esa dosis que queda pendiente podría darse a partir de los 15 días del alta epidemiológica.

 

“Eso es lo que le recomiendo a mis pacientes para que se la apliquen cuando estén completamente recuperados de la infección”, comentó. No obstante, en los casos de contagio aconseja realizar un chequeo médico antes de la tercera dosis para verificar que el paso del coronavirus no haya dejado alguna secuela respiratoria o cardíaca.

 

Por su parte, Roberto Debbag, presidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica, indicó que “no hay datos que demuestren mayores complicaciones entre los que se vacunaron antes de saber que tenían la infección”.

 

“Lo importante es no aplicarse la vacuna si uno tiene fiebre o es contacto estrecho documentado. Estamos viendo que los síntomas de Ómicron están apareciendo a los 3 días del contagio, por esto, los contactos estrechos con un test negativo al día 5 también podrían vacunarse”, destacó.

 

Muchas personas optan por testearse en forma preventiva, pero como se trata de un momento de alta demanda de hisopados, el especialista recomienda no hacerlo.

 

“No hay que recargar el sistema de salud, se debe testear el que tiene síntomas o el que es contacto estrecho”, solicitó. “Lo que buscás con el hisopado son partículas del virus en la mucosa nasal. Con la vacuna, la persona no recibe el virus vivo”, explicó. En tanto, Debbag coincide en que “no hay falsos positivos asociados a la vacuna ”.

 

“Por más que algunas vacunas generen fiebre, esa reacción no tiene nada que ver con la infección por lo que no puede ocasionar confusiones en un test de antígenos o en un PCR”, detalló.

 

“Frente a Ómicron, la protección con dos dosis contra la infección sintomática es del 33%. La tercera aplicación resulta fundamental”, resaltó Debbag, quien advierte que más allá de la “buena fama” que se generó alrededor de Ómicron, en cuanto a su sintomatología leve y pocas complicaciones, “no es bueno infectarse con ninguna variante”. 

Noticias relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here