Ricky Sarkany emocionó a miles de personas después de compartir el tatuaje que se hizo para homenajear a su primogénita, Sofía, a tres meses de su fallecimiento tras batallar contra un cáncer de útero.

La joven diseñadora de 31 años falleció en Miami una semana después del nacimiento, por medio de subrogación de vientre, de su primer hijo Félix, fruto de su relación con su pareja, Tomás Allende.

Un día antes del Día del Padre, el reconocido empresario decidió homenajear a Sofía al inmortalizar en su piel su cariñoso apodo, “Popi“, junto con un dibujo. Además, acompañó la publicación con un “para siempre“.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here