El ministro de Salud de la ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, se refirió esta noche en LN+ a la alarmante suba de casos de coronavirus en el país y a los últimos anuncios del presidente Alberto Fernández donde informó nuevas medidas para combatir la pandemia. “Las restricciones siempre generan daño”, dijo.

“Veníamos observando un aumento muy importante de contagiosidad en reuniones sociales, familiares, laborales y que la nocturnidad era un espacio de muy poco cumplimiento de protocolo. Las medidas tuvieron que ver con eso y también con la escolaridad, donde en este último punto no estuvimos de acuerdo”, aseguró el funcionario porteño.

En esa misma línea, explicó que después de haber tenido tres semanas “muy intensas de casos” en la Ciudad, en Semana Santa hubo una leve baja. Sin embargo, expresó: “Esta semana hemos tenido un aumento muy significativo, casi con los valores de aquellas tres semanas altas. Era evidente que había que tomar una decisión nacional”.

“Tenemos adelante nueve días para hacer una intensa vacunación y una intensificación de la estrategia de testeos, son dos componentes esenciales. En este contexto, vemos que es la estrategia indicada para este momento particular”, sumó.

Sobre la posible extensión de las restricciones, Quirós fue categórico: “Si llegan las vacunas que estamos esperando, que para la Ciudad son un poco más de 300 mil, las aplicaremos inmediatamente, avanzando con la campaña de vacunación”.

Cuando le preguntaron sobre un supuesto aumento sustancial de contagios por las clases presenciales, algo a lo que hizo referencia Alberto Fernández, el ministro porteño dijo que de la información que maneja la Ciudad de Buenos Aires no se desprende una interpretación lineal entre el aumento de casos entre chicos y la presencialidad.

Incluso, sostuvo que hubo momentos en que los casos de chicos en edad escolar habían bajado.

Noticia en desarrollo

LA NACION

Conocé The Trust Project